Como cuidar a un gato

¿Cómo elegir un gato?
Contents:
  1. Salud y visitas veterinarias
  2. Cómo cuidar a un gato bebé
  3. Cómo cuidar un gato: 23 pasos (con fotos) - wikiHow
  4. Guía completa para cuidar un gato adulto
  5. Alimentación del gato

Pasa el paño por su pelaje y vuelve a pasar otro paño, esta vez seco. Si cómo cuidar a un gatito bebé te ha dejado exhausto con solo leerlo puedes adoptar un gato adulto. Muchos esperan años a que alguien se fije en ellos, buscan una merecida y segunda oportunidad. Los gatos adultos también te necesitan. Puede venir muy bien ya que, desgraciadamente, no es tan raro encontrarnos bebes de gato o perro abandonados y muchas veces no sabemos como actuar. En mi blog hable sobre el mismo tema pero en caso de cachorros de perro http: A mí me pasó una vez a las 10 de la noche… Pude llevarlo a una prote, si es por mí se me hubiese muerto, porque no sabía lo del pis por ejemplo… Ronroneos Celia!

Una ternura depost. Felicidades por en articulo en particular y por el blog en general. Creo que estas haciendo un magnífico trabajo.

Salud y visitas veterinarias

Muchas gracias! Gracias a ti Noelia, y qué suerte tuvo esa gatita de encontraros. Consulta a un veterinario para que te recomiende una comida. Elige una buena marca de comida para gatos. Al igual que otros animales, los gatos tienen algunas necesidades nutricionales específicas. Busca comidas para gatos que contengan cantidades abundantes de carne de animales como carne de res, pollo, pavo o pescado. Algunas comidas para humanos pueden hacer que los gatos se enfermen gravemente o incluso son tóxicas para ellos como el chocolate.

Sigue las instrucciones de alimentación brindadas en la comida para gatos. Ellos prefieren comer comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día. No alimentes en exceso a tu gato.


  • busco mujer soltera para relacion?
  • Consejos para cuidar a un gato bebé destetado?
  • Cómo cuidar a un gatito bebé.
  • Cómo cuidar a un gato bebé - Mis animales.
  • conocer mujeres copiapo.

El peso adicional también contribuye con la artritis, las enfermedades cardiacas y otros problemas de salud en los gatos. Cepilla a tu gato dependiendo de las necesidades de su pelaje. Los gatos parecen arreglarse el pelaje ellos mismos todo el día; por ello, puedes creer que no necesitas cepillarlos. Pero sí es necesario que cepilles a los gatos con pelaje largo varias veces a la semana y a los gatos con pelaje corto, una vez a la semana.

En el caso de los gatos a los que se les suele caer el pelo en especial, los que tienen pelaje largo , usa un peine que tenga cerdas finas de metal.

Educación del gato adulto

Este penetra en la capa inferior y elimina la caída del pelo. Cuando cepilles al gato, revísalo para determinar si tiene alguna enfermedad de la piel. Si notas algo sospechoso, díselo al veterinario y pídele consejos sobre cómo encargarte del problema. Programa visitas anuales al veterinario. Es importante que un gato vea al veterinario por lo menos una vez al año, para un chequeo físico: Todos los dueños de gatos deben considerar vacunar a su mascota contra lo siguiente: Todos estos pueden matar a los gatos si se infectan, por lo que es importante proteger a tu mascota.

Tu veterinario puede aconsejar exactamente qué vacunas son necesarias para tu mascota. Si te preocupa la salud o el comportamiento de tu gato, debes consultar a tu veterinario lo antes posible. Los gatos viejos podrían necesitar ir al veterinario dos veces al año para garantizar que su salud sea óptima.

go

Cómo cuidar a un gato bebé

Como mínimo, esto incluye a la vacuna para el distemper felino y a la vacuna para la rabia. Pregunta sobre los riesgos que posan las enfermedades como la leucemia felina y toma una decisión informada sobre las vacunas que deseas para tu gato. Haz que esterilicen o castren a tu gato. Esterilizar a una hembra o castrar a un macho tiene muchos beneficios. En relación con su físico, esto protege al animal de los embarazos no deseados y de enfermedades como la piometra.

Cómo cuidar un gato: 23 pasos (con fotos) - wikiHow

En general, los veterinarios recomiendan hacerlo entre los 2 y los 6 meses de edad. Haz que el gatito se acostumbre a que le cepilles los dientes. Los gatos padecen enfermedades en los dientes. Para cepillar los dientes de tu gato, necesitas un cepillo dental de cerdas suaves y una pasta dental veterinaria.

Guía completa para cuidar un gato adulto

Empieza ofreciéndole a tu gato un poco de la pasta dental veterinaria. La próxima vez, deja que saboree la pasta y luego pasa tu dedo por las encías de los dientes superiores. Repite el proceso con el cepillo dental. Haz que las cerdas del cepillo pasen por la línea de las encías de los dientes superiores traseros e inclina el cepillo un poco hacia arriba para que las cerdas estén debajo de la línea de las encías.

Cepillar los dientes de tu mascota debe tomarte menos de 30 segundos. Al inicio, no trates de cepillarle toda la boca. Si tu gato solo permite que le cepilles la parte exterior de sus dientes superiores, eso es mejor que nada. Reserva una limpieza de dientes profesional si es necesario. Los cachorros necesitan una fuente de calor porque durante las primeras semanas no son capaces de regular la temperatura de su cuerpo.

Todo esto hay que hacerlo incluso durante verano. Cuando son pequeños debemos enseñarles a usar su arenero para que hagan sus necesidades. Una vez que consigan defecar, trasladaremos los excrementos a la caja de arena para que comiencen a asociar ideas.


  • Los más vistos.
  • redes para conocer gente nueva.
  • Últimas Noticias.
  • conocer gente en santiago chile.
  • Consejos para cuidar a un gatito pequeño!
  • Continúa viendo nuestras galerías?

Al igual que en algunas personas, el miedo que los gatos adultos tienen a ciertas situaciones o sufren en algunos momentos puntuales puede tener relación con recuerdos que arrastran desde pequeños. Podemos utilizar juguetes específicos para gatos cachorros para entrenerle.

Alimentación del gato

Si eso no fuera posible le alimentaremos con la leche de gato recomendada por el veterinario y con un biberón con tetina especial. Algunas gatas reniegan y no alimentan a los cachorros, otras veces encontramos un gatito desnutrido y a veces ocurre que un gatito deja de comer.

Igual que los bebés humanos, nuestro gatito tiene que expulsar el aire. Lo sostenemos con una mano por la barriga y con la otra damos suaves golpecitos en su lomo después de cada toma de leche. A veces, a los gatitos pequeños les cuesta hacer sus necesidades, debemos facilitarles la tarea para que no se pongan malos. Para ello sólo debemos coger un paño mojado en agua tibia y frotarlo delicadamente por el ano y los genitales de los cachorros.

Nunca alimentes a un gatito que esté frío porque la comida podría sentarle muy mal.